‘Soy una mejor persona’: Northam reflexiona sobre su complejo término

‘Soy una mejor persona’: Northam reflexiona sobre su complejo término

RICHMOND, Virginia — Cuando ralph norte primero decidió saltar a la política, él no estaba seguro de a qué partido unirse.

Él eligió a los demócratas, y una década y media más tarde -después de un rápido ascenso en la política y un escándalo explosivo que casi llevó él del cargo: el afable médico de la costa este de Virginia deja el cargo afirmando ser el gobernador más progresista en la historia del estado.

“Creo que al final del día, al final de nuestros cuatro años, soy una mejor persona. Ciertamente he aprendido mucho. Y creo que Virginia es una mejor Commonwealth”, él dijo en una entrevista reciente con The Associated Press sobre su evolución política, logros, luchas y planes para volver a su práctica médica.

<!– Temp removal of in article reco

End comment –>

Después de hacer campaña como una elección moderada y fácil de ganar en 2017, Northam reunió un gabinete históricamente diverso y rápidamente obtuvo grandes éxitos durante su primer año en el cargo. Él aseguró un compromiso con la legislatura entonces controlada por el Partido Republicano para expandir Medicaid, una prioridad demócrata buscada durante mucho tiempo, y anunció que Virginia había atraído a Amazon para su segunda sede, un proyecto su oficina estima que crearía 25.000 puestos de trabajo.

Desde entonces, élsuperó los 100.000 anuncios de empleo y Virginia se ha asegurado dos veces el codiciado ranking de “Estado superior para los negocios”. Él lideró al estado a través de la pandemia de COVID-19, prometiendo “seguir la ciencia”, y el estado ha visto menos muertes y tasas de vacunación más altas que muchos otros comparables. Élestá dejando a Virginia llena de efectivo, sus fondos de reserva en niveles récord.

Pero Northam También pasó gran parte de su término que intenta recuperarse de una controversia que inicialmente se esperaba que impulsara él desde la oficina.

A principios de 2019, un medio de comunicación conservador publicó una foto que apareció en su página personal en su Anuario de la escuela de medicina de 1984 que muestra a una persona vestida de negro y otra con un disfraz del Ku Klux Klan. Northam dijo inicialmente él estaba en la foto y se disculpó, luego insistió él no estaba en él, pero reconoció haber usado la cara pintada de negro décadas antes para parecerse a Michael Jackson para un concurso de baile.

Los llamados a renunciar fueron casi inmediatos y ensordecedores.

Después de un par de meses fuera de la vista del público, se embarcó en una gira de escucha para aprender cómo podía hacer las paces. Se comprometió a pasar el resto de su mandato luchando por la reconciliación racial y un mayor reconocimiento de todas las partes de la larga historia de Virginia. Las controversias que enfrentaron posteriormente el fiscal general y el vicegobernador del estado también se consideraron parte de la razón por la que no fue expulsado.

Mark Bergman, un asesor político, dijo que si no hubiera ocurrido el escándalo, Northam no habría tenido un mandato de tal importancia.

“Fue el evento que le dio la estrella polar que necesitaba para ser un gobernador transformacional”, dijo Bergman.

Northam pasó a nombrar un director de diversidad a nivel de gabinete encargado de hacer que el gobierno sea más inclusivo. Él buscó financiamiento para una serie de iniciativas destinadas a contar de manera más prominente la historia de los negros en la esfera pública. Él respaldó propuestas para resolver las disparidades raciales en la salud materna, trabajó con la Asamblea General para aprobar una serie de reformas de justicia penal y eliminó uno de los monumentos confederados más grandes del país.

Northam dijo el momento que más probó su El liderazgo estaba respondiendo a un tiroteo masivo en mayo de 2019 en un edificio municipal de Virginia Beach que mató a 12 personas. Él dicho él recuerda vívidamente visitar a los heridos en el hospital.

Él llamó a la Asamblea General liderada por el Partido Republicano a Richmond para una sesión especial para abordar el control de armas. Se quedaron por menos de dos horas, sin hacer nada.

“Realmente creo que eso fue lo que nos llevó a ganar nuestra mayoría en la Cámara ese otoño”, él dicho.

El Senado también cambió ese año, y con el control unificado del gobierno estatal, los demócratas superaron sus prioridades.

En los últimos dos años, Northam promulgó proyecto de ley tras proyecto de ley que distingue a Virginia de muchos de sus vecinos del sur. El estado endureció las leyes sobre armas, legalizó la marihuana, relajó las restricciones al aborto, puso fin a la pena de muerte, amplió enormemente el acceso al voto, agregó protecciones legales para las personas LGBTQ y aumentó el salario mínimo.

Cuando los votantes tuvieron la oportunidad de opinar nuevamente en las elecciones de noviembre, optaron por entregar las riendas a los republicanos, eligiéndolos para las tres oficinas estatales de Virginia y una mayoría en la Cámara estatal.

Northam dicho él no ve los resultados como un reflejo de su legado. En lugar de, él dicho él no creía que los demócratas pasaran suficiente tiempo hablando “sobre lo que hemos podido lograr” durante las campañas que se centraron en gran medida en temas nacionales.

Su la relación se ha mantenido tensa con los legisladores republicanos del estado, quienes han acusado él de apartarse del mensaje moderado él corrió y sugirió su prioridad ha sido reparar su propio legado. Estaban enojados, por ejemplo, después de él se retractó de la promesa de instituir un requisito de trabajo como parte de la expansión de Medicaid.

ralph norte deja el cargo como su propia causa perdida, sermoneándonos condescendientemente a todos desde algún supuesto alto moral porque él leyó el libro ‘Roots’ y luego realizó una gira de reconciliación sin parar’”, el nuevo presidente de la Cámara, Todd Gilbert, tuiteó como Northam estaba dando su discurso final a los legisladores esta semana.

Como todos los gobernadores de Virginia, Northam se le prohibió postularse para un segundo mandato consecutivo. Él dejará el cargo el sábado, cuando preste juramento el gobernador republicano electo Glenn Youngkin.

En cuanto al asunto del anuario, dos investigaciones sobre la foto no fueron concluyentes y nadie más se ha hecho responsable públicamente de ella. Le dijo a AP que quién estaba en la foto es menos importante que el trabajo que se ha hecho por eso.

“Lo que me pesa es lo que hice pasar… a Virginia. El dolor que vi”, dijo.

Los seguidores de Northam y su leal personal lo describen universalmente como un hombre profundamente amable y un líder empático moldeado por las décadas que pasó cuidando a niños gravemente enfermos como neurólogo pediátrico.

Un veterano del ejército con un suave acento sureño y un estilo amistoso y discreto, Northam dijo que en sus primeros años nunca se consideró demócrata o republicano. Echó un vistazo a ambos cuando se postuló por primera vez para el cargo, dijo, y decidió que los demócratas encajaban mejor. El partido, a su juicio, tiene una carpa más grande y más comprometida con ayudar a todos.

El hombre de 62 años ahora planea regresar a su práctica médica en Norfolk. Tiene citas programadas a partir del lunes, dijo.

No descartaría otra candidatura para el cargo algún día y dijo que su esposa, Pam Northam, también ha sido propuesta como candidata. Pero dijo que están deseando volver a su vida privada.

“No creo que nadie vaya a ver mi nombre en una boleta electoral en el corto plazo”, dijo.

Derechos de autor © 2022 The Washington Times, LLC.

(function (d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s);
js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

FUENTE DEL ARTICULO