Pakistán y China se oponen a las votaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para monitorear los abusos en Afganistán

El embajador de Afganistán Nasir Ahmad Andisha, quien fue designado por el gobierno derrocado por los talibanes en agosto, sigue ocupando el escaño de Afganistán en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.  (Foto de Fabrice Coffrini / AFP a través de Getty Images)

El embajador de Afganistán, Nasir Ahmad Andisha, quien fue designado por el gobierno derrocado por los talibanes en agosto, sigue ocupando el escaño de Afganistán en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. (Foto de Fabrice Coffrini / AFP a través de Getty Images)

(CNSNews.com) – El Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó el jueves una resolución que establece un “relator especial” para monitorear la situación de los derechos humanos en Afganistán durante el próximo año, pero no antes de que China ofreciera enmiendas diseñadas tanto para suavizar el texto como para señalar con el dedo a los Estados Unidos.

China se unió al régimen de Maduro de Pakistán, Rusia, Eritrea y Venezuela en oposición a la resolución patrocinada por la Unión Europea, que fue aprobada por 28-5 votos, con 14 miembros que se abstuvieron.

Su aprobación, en el penúltimo día de la sesión de un mes del CDH en Ginebra, se produjo seis semanas después de que el consejo celebró una “sesión especial” sobre la crisis en Afganistán. Terminó con una resolución que no estableció ningún tipo de mecanismo de monitoreo, y ni siquiera mencionó a los talibanes.

La palabra “talibán” aparece en la resolución del jueves, tres veces. Hay dos referencias a violaciones de los derechos humanos “cometidas por los talibanes y otras partes en el conflicto”, y una referencia adicional a “ni los talibanes ni ningún otro grupo o individuo” que apoye a los terroristas que operan en el territorio de cualquier otro país.

“Los derechos de las mujeres y las niñas nos preocupan especialmente”, dijo la jefa de la delegación de la UE en Ginebra, Lotte Knudsen, tras la aprobación de la resolución. “Las acciones de los talibanes contra mujeres y niñas y la violación de sus derechos son muy preocupantes”.

“Este es un paso esencial para garantizar un seguimiento continuo, a través de un experto dedicado e independiente, y para ayudar a prevenir un mayor deterioro de la situación de los derechos humanos en Afganistán”.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, también acogió con satisfacción la medida.

“Apoyamos al pueblo afgano”, dijo. “Evaluaremos las acciones de los talibanes, no sus palabras.

Antes de que el consejo votara sobre la resolución, China propuso cinco enmiendas separadas, cada una de las cuales fracasó.

Una de las enmiendas de Beijing instaba a “los Estados pertinentes a revertir su decisión de congelar los activos del Banco Central de Afganistán”, una clara referencia a Estados Unidos.

Otra propuesta china fallida habría eliminado la redacción que pedía “respeto por el estado de derecho y la libertad de expresión, incluidos los miembros de los medios de comunicación, con especial atención a los defensores de los derechos humanos”.

Luego, China propuso una enmienda que pedía al relator especial que supervisara “todas las dimensiones y los factores subyacentes de la situación de los derechos humanos”, en lugar de simplemente “la situación de los derechos humanos”.

Cuando en el texto original se pedía al relator que “informara sobre la evolución de la situación de los derechos humanos”, China trató de añadir las palabras “incluidas las violaciones y abusos del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario por parte de todas las partes en el conflicto en Afganistán, incluidos los perpetrados por fuerzas militares extranjeras “.

Otra enmienda china habría insertado en un párrafo sobre la situación humanitaria la frase “insta a los Estados que causaron la difícil situación actual en Afganistán a asumir la debida responsabilidad en la reconstrucción del país”.

Una propuesta china final habría eliminado el requisito de que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, actualice e informe al CDH sobre la situación en Afganistán.

Cada una de las enmiendas propuestas por China fue rechazada, y China, Rusia, Eritrea, Pakistán, Bolivia, Uruguay, Indonesia y el régimen de Maduro votaron a favor de algunas o todas.

Respaldando las enmiendas de China, el representante de Rusia se quejó de que el proyecto de resolución “intenta culpar [the current situation] por un lado ”, aunque se han producido violaciones de derechos humanos en Afganistán durante los últimos 20 años.

Khalil Hashmi, el representante de Pakistán, el aliado histórico más cercano de los talibanes, también expresó su decepción por la resolución, argumentando que avivó “divisiones” donde la anterior, adoptada en la “sesión especial” en agosto, había reflejado un enfoque de consenso. (Pakistán, en nombre de la Organización de Cooperación Islámica, fue el principal impulsor de la sesión especial).

Hashmi calificó el texto redactado por la UE como “inoportuno, imprudente y potencialmente contraproducente”, argumentando que al adoptar un enfoque prospectivo, “alimenta una noción preocupante en este consejo de que las violaciones y los abusos tienen una fecha de vencimiento y que los estados poderosos y los actores siguen siendo inmunes a la rendición de cuentas “.

La votación del CDH sobre la resolución que ordena a un relator especial vigilar los derechos humanos en Afganistán fue la siguiente:

PARA (28): Alemania, Argentina, Austria, Armenia, Bahamas, Brasil, Bulgaria, Costa de Marfil, República Checa, Dinamarca, Fiji, Francia, India, Italia, Japón, Malawi, Islas Marshall, México, Namibia, Países Bajos, Filipinas, Polonia, Corea del Sur, Sudán, Togo, Ucrania, Reino Unido y Uruguay.

EN CONTRA (5): China, Eritrea, Pakistán, Federación de Rusia y Venezuela.

AUSENTES (14): Bahrein, Bangladesh, Bolivia, Burkina Faso, Camerún, Cuba, Gabón, Indonesia, Libia, Mauritania, Nepal, Senegal, Somalia y Uzbekistán.

FUENTE DEL ARTICULO

Deja un comentario