Ni un dólar: un tercio de los votantes no están dispuestos a gastar nada para contrarrestar el cambio climático

La mayoría de los estadounidenses están preocupados por el cambio climático, pero eso no significa que quieran quedarse con la cuenta.

Una encuesta publicada el miércoles por el Competitive Enterprise Institute de libre mercado encontró que el 35% de los votantes registrados encuestados no estaban dispuestos a gastar su propio dinero para “reducir el impacto del cambio climático”, mientras que el 17% dijo que estaría de acuerdo en intervenir. $ 1 y $ 10 por mes.

Los resultados se mantuvieron prácticamente sin cambios con respecto a la encuesta del instituto realizada en abril que mostró que el 35% no estaba dispuesto a gastar ni siquiera un dólar y el 15% trazó la línea de $ 10.

Al mismo tiempo, el 71% dijo que estaba preocupado por el cambio climático frente al 28% que dijo que no, exponiendo lo que puede ser el mayor desafío para los ambiciosos y costosos planes del presidente Biden para combatir el calentamiento global mediante la transformación de la economía y la red energética de EE. UU.

“La última encuesta de CEI muestra que, si bien expresar preocupación por el cambio climático es barato, muchos estadounidenses que dicen estar preocupados por el tema tampoco gastarán un solo dólar al año en políticas de cambio climático”, dijo el presidente y director ejecutivo de CEI, Kent Lassman.

La encuesta también preguntó cuánto más los encuestados estarían dispuestos a pagar anualmente por electricidad y gasolina para abordar el cambio climático, con resultados similares.

Una pluralidad del 39% dijo que no estaría dispuesto a pagar ningún extra, mientras que el 9% estaba dispuesto a gastar entre $ 1 y $ 10 por año. El diez por ciento estaba dispuesto a pagar de $ 91 a $ 100 al año, y el 5% dijo que gastaría de $ 41 a $ 50.

“Si bien los seres humanos indudablemente están contribuyendo al cambio climático, sigue siendo cierto que las costosas regulaciones y mandatos favorecidos por los alarmistas climáticos representan una amenaza mayor que los efectos de nuestro clima cambiante”, dijo Lassman. “Las compensaciones son importantes y las políticas de mitigación del clima no son una excepción”.

Los resultados de la encuesta realizada del 23 al 27 de septiembre con 1.200 votantes registrados reflejaron los de una encuesta de CEI publicada en mayo, lo que indica que el impulso de Biden para reducir las emisiones de EE. UU. Aún no ha movido la aguja en el gasto climático con el público.

La encuesta también mostró la calificación de desempeño laboral de Biden bajo el agua, con un 52% de desaprobación y un 47% de aprobación, pero el presidente recibió mejores calificaciones en su manejo del cambio climático, con un 46% de aprobación y un 44% de desaprobación.

La agenda de la administración de Biden incluye una transición a vehículos eléctricos que funcionan con baterías, pero solo el 25% de los encuestados dijo que era probable que gastaran dinero extra para reemplazar su automóvil de gasolina con un vehículo eléctrico, mientras que el 56% dijo que era poco probable que lo hiciera. .

Los votantes también expresaron su desaprobación por la decisión de la administración de Biden de imponer estándares de ahorro de combustible más estrictos, con un 57% en contra y un 25% a favor de los cambios que, según la encuesta, “limitarían las opciones del consumidor y socavarían la seguridad de los vehículos”.

Uno de los primeros actos de Biden al asumir el cargo fue reingresar al acuerdo climático de París, pero la encuesta mostró que una pluralidad de votantes estaba recelosa de ser colocados en una desventaja global.

La encuesta mostró que el 47% estuvo de acuerdo en que Estados Unidos “solo debería aumentar los fondos para iniciativas de cambio climático si otras naciones como China, India y Rusia acuerdan hacer cumplir las mismas regulaciones y leyes que sigue Estados Unidos”.

Según el acuerdo no vinculante de París, EE. UU. Acordó reducir las emisiones entre un 26% y un 28% para 2025 desde los niveles de 2005, mientras que China, el mayor emisor del mundo, tiene hasta 2030 para alcanzar las emisiones máximas antes de reducirlas.

Regístrese para recibir boletines informativos diarios

(function (d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s);
js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

FUENTE DEL ARTICULO

Deja un comentario