McConnell estaba obsesionado con presentar juristas conservadores a Trump para que pudiera llenar la Corte Suprema: informe

McConnell estaba obsesionado con presentar juristas conservadores a Trump para que pudiera llenar la Corte Suprema: informe
  • McConnell desempeñó un papel íntimo en el proceso de nominación de SCOTUS, como lo detalla The Washington Post.
  • Incluso antes de que Trump asumiera la presidencia, los aliados de McConnell presionaron a Trump en elecciones conservadoras para la corte.
  • McConnell usó el Senado para impulsar a decenas de conservadores al poder judicial federal.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, ha priorizado durante mucho tiempo la remodelación del poder judicial federal.

El legislador republicano de Kentucky ha trabajado durante años con presidentes republicanos para instalar a juristas conservadores y, en gran medida, busca negar a los presidentes demócratas la capacidad de contrarrestar con sus propias elecciones, que ejecutó en 2016 en bloqueando la nominación del ahora Fiscal General Merrick Garland para reemplazar a Antonin Scalia en la Corte Suprema.

Sin embargo, se involucró aún más en el proceso de selección del tribunal superior durante el mandato en la Casa Blanca del expresidente Donald Trump, como recientemente reporte de The Washington Post detallado.

El informe, publicado el sábado, explica cómo el aborto se convirtió en un tema politizado y cómo el Partido Republicano pasó décadas tratando de navegar y envalentonar el espacio antiaborto.

Poco después de que a Trump se le asignara la tarea de ocupar el puesto del difunto Antonin Scalia en la banca, recibió una lista de posibles candidatos para la corte de parte de Leonard Leo, quien en ese momento era el vicepresidente ejecutivo de la conservadora Sociedad Federalista.

Neil Gorsuch, quien terminó convirtiéndose en el candidato de Trump para reemplazar a Scalia, estaba en esa lista, según The Post.

En una segunda lista entregada a Trump en 2017, según el informe, estaban los nombres de Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, quienes finalmente fueron nominados y confirmados con éxito ante el tribunal superior.

Leo y McConnell trabajaron en conjunto para llenar la Corte Suprema con jueces conservadores, según The Post. Leo le dio a Trump los nombres, mientras que McConnell rápidamente movió los esfuerzos a través del Senado.

McConnell también estaba obsesionado con las nominaciones y le pidió a Trump que lo elogiara por su papel en el proceso, según el informe.

“Parte del objetivo de McConnell era asegurarse de que Trump recibiera los elogios que necesitaba para seguir haciendo lo que estaba haciendo”, dijo al periódico Josh Holmes, asesor de McConnell.

Continuó: «No hubo escasez de esfuerzos para elevar el perfil del tema de los jueces para que Trump siguiera teniendo interés en él. Cada vez que veía a Trump en privado, decía, Mitch McConnell. Jueces. Jueces. Jueces. El lo único que quiere son jueces».

A su vez, Trump a menudo preguntaba a sus propios asesores si estaba estableciendo récords para los nominados judiciales. Durante su tiempo en el cargo, Trump convirtió el sistema judicial federal en una potencia conservadora. Esto incluyó el nombramiento de los jueces Gorsuch, Kavanaugh y Barrett para la Corte Suprema, al mismo tiempo que se cubrieron las docenas de vacantes que el Senado controlado por el Partido Republicano mantuvo abiertas durante los últimos dos años del mandato del presidente Barack Obama.

Trump también prestó atención a si los candidatos en las listas que le dio Leo eran «duros» y «lucían la parte», según The Post.

Sin embargo, McConnell también quería algunos elogios por el éxito de los candidatos judiciales conservadores de Trump.

Mientras discurso en el podcast «Despiadado» la semana pasada, el representante republicano Andy Barr de Kentucky recordó una instancia en la que Trump cantó las alabanzas de Gorsuch mientras estaba en el Air Force One.

“Continuó durante bastante tiempo con su monólogo sobre cómo esta fue la mejor elección para la Corte Suprema de los Estados Unidos”, dijo Barr, según The Post. «Y en algún momento, después de aproximadamente 10 minutos, el presidente respiró hondo. Cuando hubo una pausa en la acción, el líder McConnell no perdió el ritmo. Se inclinó hacia adelante y dijo: ‘Señor presidente. , ¿cuándo me vas a agradecer por eso?'»

FUENTE DEL ARTICULO

Deja una respuesta