Los empleados de Teamsters dicen que el sindicato crea un ambiente de trabajo hostil contra el personal no vacunado

La Hermandad Internacional de Camioneros exige que no se violen los derechos de sus miembros con respecto a los mandatos de la vacuna COVID-19, pero el sindicato tomó medidas públicas para presionar a sus empleados no vacunados para que tomen el jab o dejen sus trabajos.

Varios sindicatos de todo el país están buscando exenciones del mandato de vacunas para sus propios miembros, pero la posición de sus propios empleados puede ser diferente.

En el caso de los Teamsters, el IBT tiene estándares diferentes para sus empleados no vacunados que trabajan en su sede de Washington, DC que los miembros a los que representa.

Los Teamsters presentaron una queja ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo contra United Airlines en nombre de sus miembros el 22 de septiembre, en relación con las exenciones médicas y religiosas del mandato de vacunación de la aerolínea.

El cargo acusa a United de colocar a técnicos representados por IBT que solicitaron exenciones religiosas o médicas en una licencia involuntaria, indefinida y no remunerada por hasta 12 meses.

Sin embargo, según los memorandos internos y los empleados con los que habló The Washington Times, IBT exigió un cumplimiento similar de sus propios empleados no vacunados.

Cinco días después de la orden ejecutiva del presidente Biden que requiere que todos los empleados federales reciban la vacuna COVID-19, la gerencia de IBT envió un memorando interno el 14 de septiembre a los empleados que trabajan para la oficina de Teamsters en DC.

Describió la política de vacunación obligatoria del sindicato para ingresar a la sede.

El memorando dio como fecha límite el 20 de septiembre para que todos los empleados del edificio estén completamente vacunados o tengan una exención médica o religiosa aprobada para acceder a la sede. Si se aprueba una exención, la administración brindará orientación caso por caso.

El memorando del 14 de septiembre también incluyó opciones para aquellos que no estaban completamente vacunados y sin exenciones aprobadas, como usar la licencia de vacaciones disponible para contabilizar su ausencia durante sus turnos programados dentro del edificio.

Dos semanas más tarde, IBT emitió un memorando de seguimiento para los empleados en el que describía una política de vacunación revisada. El memo detallaba el requisito de estar “completamente vacunado o adherirse a un estricto programa de pruebas y una serie de protocolos de seguridad”.

Estos protocolos incluyen el uso de baños designados solo para empleados de IBT no vacunados y no usar los ascensores de la oficina central a menos que exista una “condición médica legítima y documentada” que requiera el uso del ascensor.

Según el memorando, los empleados de IBT no vacunados solo pueden usar las escaleras designadas en los edificios principal y anexo.

Los empleados no vacunados no pueden estar en los salones u otras áreas donde se congrega el personal. A un empleado no vacunado también se le puede asignar un nuevo lugar de trabajo o cambiar sus responsabilidades laborales para “facilitar el mantenimiento de la seguridad en el lugar de trabajo”.

Por último, estos empleados no tienen la opción de teletrabajo y deben trabajar en un horario alternativo de cinco días a la semana.

“Estos protocolos de seguridad se aplicarán estrictamente con disciplina progresiva, hasta e incluyendo el despido”, decía el memo. Se sabe que al menos 40 empleados de IBT no están vacunados, dice Lisa McLees, miembro del Sindicato Local 2 de OPEIU. Este sindicato representa a los miembros que trabajan en la sede de Teamsters.

En una entrevista, McClees le dijo a The Times que solicitó una exención religiosa dos semanas antes de la fecha límite del 20 de septiembre para evitar la vacuna. Su empleador, los Teamsters, la obligó a cumplir con las reglas para los empleados no vacunados.

“Tuve que alterar mi horario. Tengo que trabajar por las noches y los fines de semana. No puedo usar el ascensor. Tengo que usar baños separados ”, dijo McClees. “No se me permite comer ni beber, pero sí en ciertas áreas. Tengo que usar una máscara todo el tiempo y ya no tengo la capacidad de teletrabajar “.

Los empleados de IBT debían elegir entre vacunarse total, parcialmente o no en el formulario que se les envió. Aquellos que afirmaron haber planeado, debían proporcionar pruebas al departamento de recursos humanos.

Un miembro del personal de alto nivel que prefirió permanecer en el anonimato por temor a represalias le dijo a The Times: “No estoy en contra de las vacunas. Estoy en contra de no saber qué le hará la vacuna a alguien dentro de cinco años “. El miembro del personal agregó: “Entonces, me gustaría darle un poco más de tiempo para ver los efectos de la vacuna. … Simplemente no tengo claro por qué los vacunados deben estar protegidos de mí “.

Aquellos que opten por no vacunarse pueden someterse a pruebas de COVID-19 dos veces por semana y horarios alternativos de trabajo. Otra opción es utilizar el tiempo de vacaciones disponible para tener en cuenta los turnos programados incorporados.

Después de que se agote esta licencia, el empleado puede ser colocado en licencia administrativa no remunerada, comenzar el proceso de vacunación o esperar hasta que la pandemia de COVID-19 haya “retrocedido significativamente”.

La última opción para un miembro del personal de IBT que elige no vacunarse es renunciar inmediatamente.

Si bien algunos empleados siguieron adelante con el proceso de vacunación, otros aún tenían preguntas sobre la vacuna y enfrentaron más obstáculos, dijo McLees.

“Una de mis compañeras de trabajo, ni siquiera ha estado allí tanto tiempo. La contrataron durante la pandemia. Entonces, ella no ha estado allí. No tiene permiso para tomar, si no puede estar en el trabajo ”, dijo. “Y ella no puede trabajar en el horario de 7:00 p. M. A 2:00 a. M. En que ellos quieren que trabaje”.

El Times se acercó a los Teamsters y no recibió respuesta.

Regístrese para recibir boletines informativos diarios

(function (d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s);
js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

FUENTE DEL ARTICULO

Deja un comentario