Guerras bursátiles: Coca-Cola vs. PepsiCo

Guerras bursátiles: Coca-Cola vs. PepsiCo

Stock Wars semanal de Benzinga empareja a dos líderes en un sector industrial importante con el objetivo de determinar qué compañía es la mejor inversión.

Esta semana, el duelo es entre dos poderosos rivales en el espacio de las bebidas: Coca-Cola Co y PepsiCo, Inc.

El caso de Coca-Cola

Esta compañía tiene sus raíces en John Stith Pemberton, un farmacéutico de Georgia que resultó herido en la Guerra Civil y recibió un régimen de morfina que se transformó en una adicción. Pemberton creó una bebida en 1886 que esperaba tuviera elementos analgésicos sin la naturaleza adictiva letal de la morfina. El nombre de Coca-Cola se atribuyó al contable de Pemberton, Frank M. Robinson, y se inspiró en los ingredientes de las hojas de coca y las nueces de cola y, contrariamente a la leyenda popular, no en la cocaína, que nunca formó parte de la mezcla.

The Coca-Cola Company ha cotizado en bolsa desde 1919 y ha estado pagando dividendos a sus accionistas desde 1920. Hoy en día, los productos de la compañía con sede en Atlanta se venden en más de 200 países y territorios y su cartera abarca refrescos, agua embotellada, bebidas deportivas. , café y té, jugos, lácteos y bebidas de origen vegetal con marcas icónicas como Coca-Cola, Sprite, Fanta, Dasani, Minute Maid y Powerade.

Entre los desarrollos corporativos más recientes de Coca-Cola se encuentra su asociación con Constellation Brands, Inc. para crear una línea de bebidas alcohólicas basada en la marca de refrescos Fresca; la finalización de la adquisición de la marca de bebidas deportivas BodyArmor (la empresa adquirió una participación del 15 % en 2018 y pagó 5600 millones de dólares en efectivo por el 85 % restante); sus planes de casi duplicar su gasto con empresas de medios propiedad de minorías durante los próximos tres años; y la introducción de una botella de 13,2 onzas hecha de material plástico 100 % reciclado para sus marcas Coca-Cola, Dasani y SmartWater.

En su informe de ganancias más reciente, los datos del tercer trimestre publicados el 27 de octubre, la compañía registró $10 mil millones en ingresos, frente a los $8.6 mil millones del año anterior, y $2.4 mil millones en ingresos netos, frente a los $1.7 mil millones del año anterior. Las ganancias por acción de la compañía de 57 centavos fueron superiores a los 40 centavos del año anterior.

“Nuestra transformación estratégica nos permite navegar de manera efectiva en un entorno dinámico y salir fortalecidos de la pandemia”, dijo el presidente y director ejecutivo James Quincey. “Estamos actualizando nuestra guía para todo el año para reflejar otro trimestre de impulso en el negocio. Si bien la recuperación sigue siendo asincrónica en todo el mundo, estamos invirtiendo en crecimiento para generar valor a largo plazo para el sistema. Nuestra sólida alineación de sistemas y nuestra organización en red nos están ayudando a desbloquear un enorme potencial en nuestras marcas y en todos nuestros mercados”.

Coca-Cola abrió el miércoles a 60,45 dólares, justo por debajo de su máximo de 52 semanas de 61,20 dólares y lejos de su mínimo de 52 semanas de 48,11 dólares.

El caso de PepsiCo

Al igual que Coca-Cola, esta empresa también puede rastrear su herencia hasta un farmacéutico sureño. En este caso, Caleb Bradham de Carolina del Norte, quien creó lo que llamó “Bebida de Brad” en 1893 antes de cambiarle el nombre a Pepsi-Cola. El nuevo nombre se basó en la creencia de Bradham de que su bebida reproducía los efectos de la enzima pepsina en la digestión.

El éxito inicial de Bradham se descarriló por el racionamiento del azúcar en la Primera Guerra Mundial, que hizo mella en la producción de la que nunca se recuperó: se declaró en bancarrota en 1923 y vendió los derechos. El producto tuvo una segunda vida cuando Charles Guth, el dueño de una cadena de restaurantes, reemplazó a Coca-Cola en la década de 1930 con Pepsi-Cola en sus restaurantes. Una fusión de 1965 con Frito-Lay Inc. creó PepsiCo, que trasladó su cotización al NASDAQ en 2017 después de tener presencia en la Bolsa de Nueva York desde 1919.

Hoy, PepsiCo, con sede en Nueva York, vende sus productos en más de 200 países y territorios, y su cartera de alimentos y bebidas incluye Frito-Lay, Gatorade, Pepsi-Cola, Quaker y SodaStream.

Entre los desarrollos recientes de PepsiCo se encuentra su entrada en el reino de los tokens no fungibles con la colección Pepsi Mic Drop del mes pasado que presenta 1,893 (para marcar el año en que se creó Pepsi) NFT únicos de estilo generativo. También el mes pasado, la empresa realizó una inversión de $15 millones en el Fondo de Liderazgo de Closed Loop Partners, un fondo de capital privado que adquiere y hace crecer empresas que fortalecen la infraestructura de reciclaje.

En agosto, la compañía vendió sus jugos Tropicana, Naked y otros selectos enfocados en América del Norte a la firma francesa de capital privado PAI Partners por $ 3.3 mil millones y también se asoció con Boston Beer Company Inc para desarrollar Hard MTN Dew, una bebida de malta con sabor que presenta una alcohol por nivel de volumen de 5 por ciento.

En su informe de ganancias más reciente, los datos del tercer trimestre publicados el 5 de octubre, la compañía registró ingresos netos de $20 mil millones, frente a los $18 mil millones del año anterior, e ingresos netos de $2,2 mil millones, frente a los $2,3 mil millones del año anterior. Sus ganancias diluidas por acción de $1,60 fueron ligeramente inferiores a los $1,65 del año anterior.

“Estamos satisfechos con nuestros resultados del tercer trimestre, ya que logramos un crecimiento de los ingresos netos muy sólido mientras navegamos con cuidado en una cadena de suministro y un entorno de costos dinámicos y volátiles”, dijo el presidente y director general, Ramón Laguarta. “Dado nuestro desempeño hasta la fecha, ahora esperamos que nuestros ingresos orgánicos de todo el año aumenten aproximadamente un 8 por ciento y que las ganancias por acción en moneda constante central aumenten al menos un 11 por ciento”.

PepsiCo abrió el miércoles a 174,09 dólares, justo por debajo de su máximo de 52 semanas de 175,84 dólares y lejos de su mínimo de 52 semanas de 128,32 dólares.

El veredicto

La disputa de larga duración entre Coca-Cola y Pepsi comenzó en 2022 con las compañías todavía casi en un punto muerto. Ambos obtuvieron un tercer trimestre rentable, aunque la caída de PepsiCo en la utilidad neta es lamentable. Y las acciones de ambas empresas cotizan cerca de sus máximos de 52 semanas.

Además, ambas empresas han sido cuidadosas en reconocer el duro ámbito económico en el que operan. Quincey de Coca-Cola usó un lenguaje sutil al admitir que “la recuperación continúa siendo asincrónica en todo el mundo”, mientras que Laguarta de PepsiCo habló de una “cadena de suministro volátil y un entorno de costos”, pero insistió en que la situación era navegable.

Recientemente, Coca-Cola ha sido la más progresista de las dos. Por ejemplo, Coca-Cola se deshizo de su marca de jugos Odwalla en julio de 2020, aproximadamente un año antes de que PepsiCo eliminara Tropicana y sus otros jugos. Y Coca-Cola también tuvo una ventaja sobre PepsiCo al ingresar al mercado del alcohol a través de su asociación de 2021 con Molson Coors Beverage Co en el lanzamiento de Topo Chico hard seltzer.

Pero al final del día, o al comienzo del día de negociación, si lo prefiere, el de PepsiCo valores el precio es significativamente más alto que el de Coca-Cola.

Una ventaja de PepsiCo es la cartera de marcas de alimentos: las unidades Frito-Lay y Quaker Foods llevan a la empresa a una dimensión complementaria de la que carece Coca-Cola. El alcance de marketing de PepsiCo también busca atraer a todos los grupos demográficos posibles. Durante los últimos 12 meses, ¿qué otra marca ha presentado a estrellas tan diversas como Matthew McConaughey, LeBron James, Doja Cat, Rick Astley, Reese Witherspoon, Issa Rae y Bad Bunny en sus esfuerzos promocionales?

En este duelo de Stock Wars, el guiño es para PepsiCo por su cotización más musculosa. Eso no quiere decir que Coca-Cola sea una mala inversión, ni mucho menos, pero en este momento, los inversores a largo plazo y los comerciantes de juegos podrían hacerlo mejor si tuvieran una Pepsi en lugar de una Coca-Cola.

Por Phil Hall

© 2021 La Gran Época. The Epoch Times no brinda asesoramiento sobre inversiones. Reservados todos los derechos.

Benzinga

Seguir

.

FUENTE DEL ARTICULO