Equipo de la ONU en camino a evaluar la planta de energía nuclear de Ucrania

Equipo de la ONU en camino a evaluar la planta de energía nuclear de Ucrania

Los temores de fugas de radiación permanecen en Zaporizhzhia, pero la Agencia Internacional de Energía Atómica dice que Ucrania informa que la instalación sigue operativa.

El jefe de la agencia de energía atómica de la ONU dijo que tiene un equipo en camino para visitar la planta de energía nuclear Zaporizhzhia de Ucrania, situada cerca de la línea del frente de la invasión rusa de Ucrania.

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Mariano Grossi, tuiteó que encabeza el equipo que estará en la planta de energía «a finales de esta semana».

“Debemos proteger la seguridad de la instalación nuclear más grande de #Ucrania y Europa”, dijo Grossi.

El OIEA dijo que la misión se centrará en evaluar los daños físicos en la planta, determinar la funcionalidad de los sistemas de seguridad y protección, evaluar las condiciones del personal y realizar «actividades de salvaguardias urgentes».

Rusia ha controlado el sitio de la planta desde principios de su invasión de seis meses, pero la planta está siendo operada por ingenieros ucranianos.

A pesar de los numerosos ataques en el área de los que Rusia y Ucrania se culparon mutuamente, Grossi dijo que Ucrania le dijo a la agencia que “todos los sistemas de seguridad permanecieron operativos y no hubo un aumento en los niveles de radiación”.

Rusia lanzó nuevos ataques con cohetes y artillería cerca de las instalaciones el domingo temprano, y las autoridades ucranianas informaron daños significativos.

Valentyn Reznichenko de Ucrania, gobernador de la región de Dnipropetrovsk, dijo que los intensos disparos durante la noche dejaron partes de Nikopol, a unos 10 kilómetros del sitio nuclear, sin electricidad. Los ataques con cohetes dañaron alrededor de una docena de casas en otra ciudad cercana, Marhanets.

La ciudad de Zaporizhzhia, a unos 40 kilómetros río arriba de la instalación nuclear, también fue atacada, y el concejal Anatoliy Kurtev dijo que dos personas resultaron heridas.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, afirmó el domingo que los proyectiles disparados por las fuerzas ucranianas cayeron cerca de los edificios que almacenan combustible para reactores y desechos radiactivos.

El Departamento de Estado de EE. UU. acusó a Rusia de bloquear un documento de consenso sobre un tratado de no proliferación nuclear porque el acuerdo señalaba el riesgo que representaban los combates cerca de la planta de Zaporizhzhia.

“El hecho de que la Federación Rusa no acepte ese lenguaje frente al abrumador consenso internacional subraya la necesidad de que Estados Unidos y otros sigan instando a Rusia a poner fin a su actividad militar cerca de ZNPP y devolver el control de la planta a Ucrania”. decía el comunicado.

Moscú dijo que apoya el trabajo del OIEA pero se ha negado a retirar a sus soldados del complejo para crear una zona desmilitarizada.

Un ingeniero que trabaja bajo la ocupación rusa desde el 4 de marzo en la central eléctrica de Zaporizhzhia le dijo a la VOA que las fuerzas rusas han colocado instalaciones de artillería y misiles dentro y alrededor de la propiedad.

El ingeniero, cuya identidad se mantiene en reserva por temor a represalias de las autoridades de ocupación, apoya las afirmaciones del gobierno ucraniano de que la propia Rusia es responsable de las explosiones.

Parte de la información para esta historia provino de The Associated Press, Agence France-Presse y Reuters.

FUENTE DEL ARTICULO