En medio de frustraciones por la guerra de Rusia, Biden pide un Consejo de Seguridad de la ONU «más inclusivo»

En medio de frustraciones por la guerra de Rusia, Biden pide un Consejo de Seguridad de la ONU «más inclusivo»
El presidente Biden se dirige a la Asamblea General de la ONU en la ciudad de Nueva York el miércoles.  (Foto de Timothy A. Clary / AFP vía Getty Images)

El presidente Biden se dirige a la Asamblea General de la ONU en la ciudad de Nueva York el miércoles. (Foto de Timothy A. Clary / AFP vía Getty Images)

(CNSNews.com) – El presidente Biden dijo el miércoles que EE. UU. apoya aumentar el número de puestos permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU para incluir “naciones que hemos apoyado durante mucho tiempo”, así como miembros permanentes adicionales de África y la región de América Latina y el Caribe.

Dirigiéndose a la Asamblea General de la ONU, se estaba metiendo en un debate de décadas que ha adquirido un renovado sentido de urgencia debido a las frustraciones por el estancamiento del Consejo de Seguridad y la invasión de Rusia, uno de los cinco miembros permanentes con derecho a veto (P5), de un estado soberano vecino.

Biden dijo que creía que “ha llegado el momento de que esta institución se vuelva más inclusiva para que pueda responder mejor a las necesidades del mundo de hoy”.

El P5 debe “abstenerse del uso del veto, excepto en situaciones raras y extraordinarias, para garantizar que el consejo siga siendo creíble y eficaz”.

“Esa también es la razón por la que Estados Unidos apoya aumentar el número de representantes permanentes y no permanentes del consejo”, continuó Biden. “Esto incluye asientos permanentes para aquellas naciones que hemos apoyado durante mucho tiempo y asientos permanentes para países de África. [and] América Latina y el Caribe”.

Según un alto funcionario de la Casa Blanca, fue la primera vez en la historia que un presidente de EE. UU. ha hablado, en un discurso de la Asamblea General, sobre el deseo de ver un Consejo de Seguridad reformado con más miembros permanentes y no permanentes.

Biden no nombró a los países, pero el alto funcionario, que informó sobre los antecedentes después del discurso, confirmó que las “naciones que hemos apoyado durante mucho tiempo”, y que seguimos apoyando, para puestos permanentes son Alemania, Japón e India.

El funcionario de la Casa Blanca fue más cauteloso en lo que respecta a los candidatos de África y América Latina y el Caribe, y dijo que “existen desafíos para determinar cómo sería exactamente” la representación de esas dos regiones.

Los aspirantes de larga data de las dos regiones incluyen Sudáfrica, Nigeria y Brasil.

“La pregunta ahora es realmente dónde aterrizan China y Rusia en esta cuestión”, dijo el alto funcionario.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reúne en Nueva York.  (Foto de John Minchillo /Pool /AFP vía Getty Images)

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reúne en Nueva York. (Foto de John Minchillo /Pool /AFP vía Getty Images)

La invasión rusa de Ucrania ha subrayado una vez más los problemas de un P5 estancado cuando, a fines de febrero, Rusia vetó una resolución que condenaba la acción.

En un mensaje de video al Consejo de Seguridad en abril, el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy desafió al consejo a reformarse o “disolverse” a sí mismo.

En su discurso ante la sesión de la Asamblea General el miércoles, Zelenskyy apuntó al estatus de Rusia en el Consejo de Seguridad y pidió una acción drástica.

“Mientras el agresor sea parte de la toma de decisiones en las organizaciones internacionales, debe estar aislado de ellas, al menos hasta que dure la agresión”, dijo. “Rechazar el derecho al voto. Privar de los derechos de delegación. Eliminar el derecho de veto, si es miembro del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Conflicto de intereses, rivalidades regionales

La composición del consejo refleja en gran medida el equilibrio de poder al final de la Segunda Guerra Mundial, con el P5 con poder de veto compuesto por EE. UU., Gran Bretaña, Francia, Rusia y China.

Otros 10 escaños rotativos los ocupan los estados miembros elegidos por la Asamblea General de 193 miembros por períodos de dos años. No tienen poder de veto.

Las discusiones sobre la reforma del consejo han estado en marcha desde la década de 1990, ganando ímpetu cada pocos años, por ejemplo, después de la guerra de Irak en 2003. En 2005, el entonces secretario general Kofi Annan presentó un paquete de propuestas de reforma, aunque finalmente lograron poco. progreso.

Un nuevo impulso llegó con las “negociaciones intergubernamentales” en 2009, y luego otro en 2019, cuando el secretario general Antonio Guterres colocó la reforma del consejo en su agenda personal.

Durante décadas, la campaña se ha visto obstaculizada por intereses contrapuestos, rivalidades regionales y disputas sobre si los recién llegados deberían disfrutar del mismo poder de veto que el P5.

Cambiar la composición del consejo requeriría una enmienda a la Carta de la ONU, que a su vez tendría que ser ratificada por dos tercios de los miembros de la ONU, incluidos los cinco miembros permanentes del consejo. (El estatuto solo ha sido enmendado cinco veces, incluida una enmienda de 1965 que aumentó la membresía del consejo de 11 a 15).

El llamado G4 (Alemania, Japón, India y Brasil) está a la vanguardia del impulso para nuevos miembros permanentes. Cada uno respalda a los otros tres, y el G4 también apoya dos escaños permanentes para naciones africanas (no especificadas).

En 2005 surgió una agrupación flexible de países que, por razones de agravios actuales o históricos, se opusieron a algunas de las candidaturas del G4. Incluyó a Pakistán, Corea del Sur, Italia y Argentina, que se resisten a ver un estatus elevado para India, Japón, Alemania y Brasil, respectivamente.

En otras propuestas a lo largo de los años, Australia dijo en 2003 que Indonesia, la cuarta nación más poblada del mundo, merecía un asiento permanente; la Organización para la Cooperación Islámica en 2013 pidió un asiento permanente en el consejo para el bloque islámico, que propuso que podría rotar entre sus miembros; y la Unión Africana ha pedido al menos dos nuevos puestos permanentes para los países africanos.

China y Rusia se han pronunciado en principio a favor de un Consejo de Seguridad “más inclusivo”

“El Consejo de Seguridad debe ser más inclusivo de los intereses de todos los países, así como de la diversidad de sus posiciones”, dijo el presidente ruso, Vladimir Putin. dijo un discurso registrado ante la Asamblea General hace dos años.

“En la actualidad, la composición del Consejo de Seguridad está desequilibrada entre el norte y el sur”, dijo el embajador chino de Estados Unidos, Zhang Jun. dicho la Asamblea General en noviembre pasado.

“La reforma debe corregir la sobrerrepresentación de los países desarrollados, mejorar seriamente la representación de los países en desarrollo, corregir la injusticia histórica sufrida por África y brindar más oportunidades a los países pequeños y medianos que provienen de Asia, África, América Latina y los países árabes. países y pequeños países insulares para servir en el Consejo y desempeñar su importante papel”.

Sin embargo, es probable que Japón no esté en la lista de posibles miembros de Beijing. Durante el impulso de Kofi Annan en 2005, millones de usuarios chinos de Internet firmaron peticiones en línea contra un escaño para Japón.

EE.UU. apoya en principio un asiento permanente para Japón según se informa se remonta a la administración de Nixon.

FUENTE DEL ARTICULO