El arte de las primeras impresiones: cómo hacer que las nuevas relaciones sean grandiosas

El arte de las primeras impresiones: cómo hacer que las nuevas relaciones sean grandiosas

Es posible que nuestros padres nos hayan dicho: “No juzgues un libro por su portada”, pero la verdad es que nunca tienes una segunda oportunidad para causar una primera impresión. Los juicios se pueden formar en tan solo tres segundos; usa ese tiempo para «¡guau!» a ellos.

verdades universales

Ya sea que se dirija a una entrevista para el trabajo de su vida o se esté preparando para una primera cita, hay algunas cosas que todas las primeras impresiones tienen en común.

Primero, haz contacto visual; muestra que estás prestando atención. Mantener el contacto visual durante toda la conversación es una señal de respeto.

Luego, sonríe; transmite confianza y sinceridad. También puedes transmitir un lenguaje corporal positivo si te sientas derecho y mantienes la cabeza erguida para lucir cómodo y confiado.

Si no te sientes valiente, finge. Si es necesario, considérese un actor que interpreta un personaje valiente. Escuche más de lo que habla, y la otra persona pensará que usted es el mejor comunicador con el que hablaron hoy, y tal vez toda la semana.

Presentaciones de negocios

Una buena primera impresión es fundamental en el mundo de los negocios porque marca la pauta para el resto de la relación. ¿Te ves bien adaptado y fresco? Una apariencia pulida y profesional transmite inteligencia, éxito y confiabilidad. Investigue la empresa para que pueda hablar de ella de manera inteligente; esto también le indicará el nivel de formalidad apropiado para su atuendo.

Ensaye su «discurso de ascensor» de no más de un minuto y mantenga esta introducción breve y concisa. Comience con un firme apretón de manos. Imita el tono y el lenguaje corporal de la otra persona. Si son rápidos, mantente al día. Si están relajados, relájate y permíteles tener una pequeña charla, sonriendo y asintiendo mientras escuchas con atención. Sea siempre entusiasta sin exagerar; la pasión va un largo camino.

Primera fecha

Así como no llegaría tarde a una reunión de negocios, deje tiempo extra para no llegar tarde a lo que puede llegar a ser la reunión más importante de su vida: una primera cita. Vístase un poco mejor de lo que lo haría para una segunda o tercera cita. Usar un atuendo favorito agregará confianza a tu comportamiento. Mantén el perfume o la colonia sutiles.

No llegue con una lista de entrevistas con viñetas, incluso si se trata de citas rápidas; prepárate para hablar de pasatiempos, intereses, películas, música, viajes y, si corresponde, tu trabajo o tus hijos, pero no saques el álbum de fotos del teléfono todavía.

Dos grandes prohibiciones: no dejes que tus ojos o tu atención se desvíen, y no compartas demasiado, ya que puede ser incómodo. Una sensación de misterio es intrigante.

conocidos

Ya sean nuevos compañeros de trabajo, vecinos o la PTA, muestre su entusiasmo por ser parte de la organización, el vecindario o el grupo. Aprende los nombres de todos lo antes posible. Ofrece una cálida sonrisa y un breve saludo cuando los veas. Sea amable, pero no invasivo; evite siempre la política de la oficina y los chismes del vecindario, y cambie el tema si surgen. Pedir consejo es un rompehielos confiable; está en la naturaleza humana querer ayudar, pero no se aproveche de la experiencia o el talento de nadie. Considere invitar a los vecinos a una fiesta de inauguración de la casa o una parrillada, oa sus compañeros de trabajo para tomar algo después del trabajo.

Apretones de manos electrónicos

Los correos electrónicos, los mensajes de texto y las publicaciones en Facebook y LinkedIn a menudo actúan como la primera impresión. Tómese un momento para revisar las imágenes, biografías e información de su perfil en las redes sociales. Hágalos consistentes; información contradictoria envía una mala señal. Elimine cualquier dato potencialmente vergonzoso o al menos hágalo «privado».

Cuando maneje comunicaciones no verbales, como correos electrónicos, mensajes de texto y mensajes instantáneos, sea rápido en su respuesta y elimine cualquier información innecesaria; cuanto más breve, mejor. Sea claro, pero no conciso. Inyecte algunos toques personales o humor cuando sea apropiado, y sea usted mismo.

¡Lo más importante de todo es revisar cada oración antes de enviarla!

FUENTE DEL ARTICULO