Descenso de las acciones mundiales por tercer día debido a los temores sobre el crecimiento económico

Descenso de las acciones mundiales por tercer día debido a los temores sobre el crecimiento económico

PEKÍN—Global cepo cayó por tercer día el viernes después de que más aumentos de tasas por parte de la Reserva Federal y otros bancos centrales para controlar la inflación persistente generaron temores de una posible global recesión.

Londres y Frankfurt abrieron a la baja. Shanghai, Hong Kong y Seúl disminuyeron. Los precios del petróleo cayeron más de $1 por barril. Los mercados japoneses estaban cerrados por vacaciones.

Los futuros de Wall Street bajaron tras las subidas de tipos del jueves por parte de los bancos centrales de Gran Bretaña, Suiza, Turquía y Filipinas. La Fed elevó su tasa clave el miércoles por quinta vez este año e indicó que había más aumentos en camino.

“La renta variable global está luchando porque el mundo anticipa que el aumento de las tasas desencadenará una recesión global mucho más temprana y posiblemente severa”, dijo Edward Moya de Oanda en un informe.

En las primeras operaciones, el FTSE 100 de Londres perdió un 0,6 por ciento a 7.127,70 y el DAX de Fráncfort perdió un 0,3 por ciento a 12.490,55. El CAC 40 en París fue un 0,2 por ciento más bajo a 5.905,20.

En Wall Street, los futuros del índice de referencia S&P 500 y el Promedio Industrial Dow Jones bajaban un 0,4 por ciento.

El jueves, el S&P 500 perdió un 0,8 por ciento. El Dow cayó un 0,4 por ciento y el compuesto Nasdaq se deslizó un 1,4 por ciento.

En Asia, el Índice Compuesto de Shanghai perdió un 0,7 por ciento a 3.088,36 y el Hang Seng de Hong Kong se hundió un 1,1 por ciento a 17.953,50. El Kospi de Seúl cayó un 1,8 por ciento a 2.290,00.

El S&P-ASX 200 de Sydney cayó un 1,9 por ciento a 6.574,70 y el Sensex de India retrocedió un 1,5 por ciento a 58.231,49. Los mercados de Nueva Zelanda y el sudeste asiático disminuyeron.

También el viernes, el banco central de Vietnam elevó una tasa de préstamo clave en un punto porcentual completo, sorprendiendo a los pronosticadores. El Banco Estatal de Vietnam parecía estar tratando de enfriar la inflación y al mismo tiempo desalentar una salida de capital en busca de tasas de interés más altas en el extranjero.

Los inversionistas temen que los bancos centrales estén dispuestos a tolerar una dolorosa recesión económica para controlar los precios.

Algunos apuntan a señales de que la economía estadounidense se está enfriando como apoyo para que la Fed retroceda en sus planes de más aumentos de tasas. Pero el presidente Jerome Powell dijo el miércoles que las tasas se mantendrán elevadas durante un tiempo prolongado si es necesario para que la inflación vuelva a su objetivo del 2 por ciento.

La inflación al consumidor de EE. UU. se redujo al 8,3 por ciento en agosto desde el máximo del 9,1 por ciento del mes anterior. Pero la inflación subyacente, que elimina los volátiles precios de los alimentos y la energía para dar una imagen más clara de la tendencia, subió a un 0,6 por ciento respecto al mes anterior, frente al aumento del 0,3 por ciento de julio. Eso indicaba que la presión para que los precios subieran aún era fuerte.

La Fed elevó el miércoles su tasa de referencia, que afecta a muchos préstamos comerciales y de consumo, a un rango de 3 por ciento a 3,25 por ciento. Lanzó un pronóstico que muestra que espera que la tasa de referencia sea del 4,4 por ciento para fines de año, un punto completo más de lo previsto en junio.

Los comerciantes también esperan los resultados financieros trimestrales de las grandes empresas.

En los mercados energéticos, el crudo estadounidense de referencia perdió $1,23 a $82,26 por barril en el comercio electrónico en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato subió 55 centavos a $83.49 el jueves. El crudo Brent, utilizado para fijar el precio del petróleo internacional, bajó 1,24 dólares a 88,29 dólares por barril en Londres. Subió 63 centavos la sesión anterior a $90.46.

El dólar retrocedió a 142,39 yenes desde los 142,49 yenes del jueves. El euro bajó a 97,63 centavos desde 98,31 centavos.

Por Joe McDonald

La Prensa Asociada

Seguir

FUENTE DEL ARTICULO