Cómo los argentinos negros luchan contra la invisibilidad en su propio país – Travel Noire

Para los negros en ArgentinaSer tratado como una minoría invisible ha sido la realidad durante mucho tiempo. Presentado como el país más blanco de América Latina, el dicho “Aqui no hay negros” (“Aquí no hay negros”) ha sido muy popular entre los ciudadanos argentinos.

Sin embargo, en los últimos años esta situación ha ido cambiando. Aunque actualmente representan menos del 1% de la población total, los argentinos negros están alzando la voz y exigiendo más visibilidad dentro del país.

“Los afroargentinos se pueden ver en todos los aspectos de nuestra cultura nacional”, dijo la cantante y activista Laura Omega. dijo Travel Noire. “Pero, debido al racismo estructural, que hace de la invisibilidad un acto natural, el país abandonó nuestra identidad étnica y optó por cancelar las contribuciones de los negros. Ahora queremos que se escuche nuestra voz ”,

Federico Pita, otro activista negro y presidente de la Organización de la Diáspora Africana en Argentina (Diafar), está de acuerdo con Omega.

“Lo que sucedió fue una política deliberada para blanquear el país”, dijo.

“Una de las formas de hacer esto, según él, fue eliminar el origen étnico de la población de los censos”, dice Pitta a Piauí, una revista brasileña.

Diafar ha estado promoviendo cursos y debates sobre el racismo y la historia de los negros argentinos.

Dueña de una barbería en Buenos Aires, Pita también usa el espacio como un pequeño centro cultural llamado Espaço Malcolm. El lugar es atendido por los vecinos de Villa Crespo, ubicada en las afueras de Buenos Aires. Allí, ven documentales sobre líderes negros como Martin Luther King Jr., Malcolm X, Nelson Mandela y Angela Davis. También hay un estante lleno de libros sobre racismo e historia negra.

Dijo que la muerte del estadounidense George Floyd ayudó a incrementar el interés por la causa negra en Argentina.

En julio, Diafar creó la Escuela de Historia y Pensamiento Afrodiaspórico, que comenzó con un curso virtual impartido por profesores de Estados Unidos, Brasil y Puerto Rico.

“Hay una conciencia creciente de que Argentina no es tan blanca como dicen”, dice Pita. “Pasamos años negando nuestras raíces. Mucha gente todavía piensa que no hay argentinos negros. ¿Por qué reconocerían, de la noche a la mañana, que tienen antepasados ​​africanos, si no tienen nada que ganar con ello? «

Si bien es cierto que históricamente el porcentaje de negros argentinos en este país sudamericano ha sido mucho menor que en otras naciones latinoamericanas, las cosas eran diferentes en la época colonial. Como muestran los registros históricos, hace 200 años en ciudades como Buenos Aires, los negros llegaron a representar más del 20% de la población.

Los africanos esclavizados llegaron principalmente a través de los puertos de Montevideo y Buenos Aires. Desde allí, algunos fueron enviados a las provincias del interior de la actual Argentina. Muchos de ellos se quedaron en las ciudades para hacer tareas domésticas. Otros se vieron obligados a trabajar en el campo o en las minas.

Fue a mediados del siglo XIX cuando los afroargentinos comenzaron a disminuir. Los líderes gubernamentales querían convertir a Argentina en un país europeo y crearon políticas públicas para atraer inmigrantes europeos, principalmente de Italia, España y Alemania. Junto con eso, miles de afroargentinos, que fueron reclutados por la fuerza en el ejército argentino, murieron luchando en la sangrienta guerra entre Argentina y Paraguay desde 1865 hasta 1870.

Omega, que desciende del histórico Activistas negros, dijo que la sociedad argentina siempre trabajó para ocultar su pasado esclavista.

“Es como decirse a sí mismos que Argentina no tiene nada que ver con la esclavitud africana en América, lo cual está lejos de ser cierto”, dijo.

Los orígenes familiares de Omega se remontan a 1750 cuando crearon el grupo abolicionista llamado ‘La Unión’, que entre muchas actividades, recaudó fondos para liberar esclavos en Argentina.

A pesar de este proceso de blanqueamiento de la población argentina, Omega afirma que el 60% de la cultura del país está influenciada por su población negra.

«Tango, chacarera, malambo, milonga son movimientos culturales creados por afroargentinos, cuya referencia negra es descuidada y vista como manifestaciones culturales blancas ”. Agregó que “en la estación de tren de Constitución, en Buenos Aires, el visitante puede ver a algunos argentinos realizando la tradicional danza chacarera, que tiene raíces bantú. Sin embargo, para muchos argentinos se le llama tradición popular a borrar la identidad afrodescendiente.

.

FUENTE DEL ARTICULO

Deja un comentario